23 ago. 2009

Éxito

(...) llega el día en el que descubres que el éxito no tiene mucho que ver con aquello que te habías imaginado, que ya no precisas que los demás aprueben tus actos, que apenas te influye que te ensalcen o que te critiquen; ya no sufres cuando no posees su aceptación, ni te alegras en exceso cuando te regalan su halago. Ahora tu éxito es, simple y llanamente, un reflejo de tu estado de ánimo, de tu armonía interior. Estás consiguiendo la congruencia interna; estás bien contigo. Te estás desprendiendo de las ideas engañosas que se han ido adhiriendo a tu mente. Estás sintiendo el éxito en tu propio crecimiento y reparando en que cometer errores, tener problemas y sentir dolor también forman parte del éxito, porque de todo ello estás adquiriendo sabiduría y con ello te estás fortaleciendo.

(...) Tener éxito es luchar por lo que uno quiere; vivir de la forma que a uno le hace más feliz, amar sinceramente, elegir a tus amigos, por eso, porque son amigos, vivir con quien se desea, por eso, porque se desea, y desarrollar el talento, dirigiéndolo a lo que más le satisface.

Tener éxito es despertar a la vida y llegar a ser quien quieres ser. Y para ello es necesario trazar una dirección, dejar de vagar por calles desconocidas. Aquel que no sabe adónde se dirige, normalmente no llega a ningún lugar.

(...) El verdadero éxito es mirar a la vida con alegría; dar los buenos días al día, agradecer lo que te va a proporcionar; relacionarte con los que te rodean sin conflictos, reírte con tus amigos hasta que te duelan las mandíbulas.

Éxito es tener ilusión por emprender nuevos proyectos, por desarrollar tus habilidades, tu talento escondido.

Tener éxito es poder encontrarte con tus seres queridos, simplemente para caminar junto a ellos.

Tener éxito es tener salud. Esto es un gran éxito y una gran suerte, aunque a veces esa suerte dependa en gran parte de la manera en la que nos hayamos tratado física y emocionalmente.

Y un ser humano con éxito, por supuesto, es el que ha descubierto su interior y eso le lleva a ser mejor persona. Es un éxito también hallar en el recorrido a seres humanos que buscan lo mismo que tú, compartir tus sensaciones y comunicarte con ellos, generando, entre todos, toneladas de energía positiva.

Gozar de éxito es haber descubierto todo esto y poder mostrarle a tus hijos que es mejor ser que tener (...)

Palabras para el bienestar. Concha Barbero

Muerte

Las identificaciones más habituales del ego guardan relación con las posesiones, con el trabajo, con el estatus y reconocimiento social, con el conocimiento y la educación, con la apariencia física, con las habilidades personales, con las relaciones, con tu historia personal y familiar, con los sistemas de creencias, y también con las identificaciones colectivas: nacionales, raciales, religiosas y otras. Ninguna de esas identificaciones eres tú. ¿Te da miedo saberlo? ¿O te produce alivio? Antes o después tendrás que renunciar a todas esas cosas. Quizá aún te resulte difícil de creer, y ciertamente no te estoy pidiendo que creas que tu identidad no se halla en ninguna de estas cosas. Llegarás a saber la verdad de mi afirmación por ti mismo. A más tardar, lo sabrás cuando sientas que la muerte se acerca. La muerte te desnuda de todo lo que no eres tú. El secreto de la vida es "morir antes de morir" y descubrir que no hay muerte.

El poder del ahora. Eckhart Tolle