16 jun. 2010

Desencuentro pasional II.


La tenacidad de tu empeño se nota cuando practicas tus insistencias inasequibles al desaliento.

Pero amigo, puede que le falte un poco de intuición a lo que la orienta, o quizá simplemente sea, que no te duele el "no" por respuesta.


Cuando se está enamorado es distinto, pues siempre parece poco el tiempo sin manecillas. Mas cuando no se está, son buenos los encuentros, pero mejor si los dos están sin duda de acuerdo. Que se complazcan ambos es deseable, y obligatorio que el placer de uno no sea el tormento del otro.
Y es que, en conciencia, no puedo permitirme frecuentarnos sólo porque en algún cajón escondido de tu alma inconsciente, te creas capaz de hacer que un subterfugio de mi amor devenga en magia enamorada.

Tal vez sí, tal vez no, dirás, porque siempre prefieres que yo no pierda una esperanza que sólo es hija de tus emociones.
Es cierto que siento aquí dentro la hermandad de nuestras energías, pero en el núcleo que alimenta la mía, no se contempla el incesto.

Saber que existes me recompensa de muchas formas, pero no te ilusiones con cosas que una vez rotas puedan dolerte.
**
Foto tomada de Internet

No hay comentarios: