11 sept. 2010

La libertad y el Amor (IV)

Tomada de Internet

El ámbito del pensamiento que separa es relativo. Queremos ser libres ahí, donde es imposible. Y esa postura es falsa. En esta situación el amor no va más allá de una transacción, aunque apunte siempre a la intuida plenitud. Se habla de amor cuando se debería decir necesidad. Y las necesidades internas son mayores, cuanto mayor es nuestra ignorancia. Cada nivel relativo tiene sus necesidades propias, pero puedo estar libre de toda necesidad desde la libertad que sobrepasa todas las relaciones. En la división la dependencia es ineludible. Si quiero descubrir la libertad he de ir a la unidad.

(...) Miremos cómo nuestro vivir se ha limitado a buscar lo que nos conviene y evitar lo contrario a todos los niveles. Los placeres pueden ser físicos o psicológicos, una sensación agradable o una actitud de poder que proporciona seguridad.

A pesar de que lo biológico funciona así, como una defensa de los procesos físicos, a pesar de que nuestra mente se ha especializado en buscar la satisfacción nunca nadie ha tenido éxito en esta empresa. El éxito sería adquirir todo el placer y evitar todo sufrimiento. Pero las vidas de los humanos las encontramos entremezcladas por el dolor y el placer. Más aun, cada vez que se busca un placer conlleva una dosis particular de sufrimiento o de angustia. Es imposible evitarlo.

Si digo que unos disfrutan mientas otros sufren, es porque no he observado bien. Siempre los opuestos están en relación. Y nos movemos entre los dos, porque son los retos que la vida nos está presentando. Nos los presenta para despertar a niveles de conciencia más altos. Sin esos retos que nos movilizan con la satisfacción placentera y el desagradable dolor, ¿cómo despertar del letargo vital? Estando en este lugar es lo único que nos interesa. ¿Quién se movería, quien haría esfuerzos en un trabajo y quien desarrollaría zonas inexploradas de su psiquismo o se mantendría alerta aún cansado, si no fuera por esta tarea constante de evitar el dolor y conseguir placer?

2 comentarios:

Nebroa dijo...

Entonces... todo va según los planes establecidos?
Después de destriparme en el anterior comentario, parece que he encontrado alguna respuesta en esta entrada :)

PazzaP dijo...

Yo no tengo tus respuestas. Nadie las tiene en realidad más que para sí mismo.

Te invito a leer el libro algún día que quieras tener las que te sirvan a ti. :)