12 oct. 2010

Atrapados en la perspectiva.

Alberto Montt


Nacemos libres, pero la familia, la sociedad, la cultura nos mete en una jaula de barrotes limitadores que no nos dejan ser lo que somos.

¡Qué fácil a veces es ver la jaula en el vecino y qué difícil ver en la que estamos metidos!


http://planocreativo.wordpress.com/2010/10/11/la-jaula-del-vecino/

**

La perspectiva puede convertirse en una jaula sin pestillo a través de cuyos barrotes hemos metido la cabeza mientras los sentimos incrustrados en nuestras clavículas coartando los impulsos más genuinos.

No de otro modo es posible soportar el peso de la responsabilidad que deriva de la libertad de elegir en cada instante. Un peso que no es tal, salvo cuando se opta por delegar en otros dicha responsabilidad.

Los barrotes, hechos de juicios y de miedos, son la excusa perfecta para mantener la cronicidad de los conflictos, mientras la impotencia se debate sin cuartel agotando toda la energía necesaria para promover un cambio.

4 comentarios:

Gaearon dijo...

Nada es verdad ni es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira...
;)

Estupenda entrada.
Saludos
:)

PazzaP dijo...

Aunque si el cristal es transparente y está bien graduado, sea lo que sea lo que se mire, todo se verá mejor.
:p

Estupendo tú, que la aprecias.
Salutres.
:o)

egolastra dijo...

Gracias por tu visita.
Encontrarte y encontrarme en tu blog ha sido una gran suerte.
Tienes una bitácora repleta de inspiradoras reflexiones.

Nos seguimos leyendo ;)

Saludos.

PazzaP dijo...

Saludos, Egolastra.

Tu apodo me resulta sugerente: el ego lastra. Ya lo creo que lo hace. Por eso se me hace interesante conocerlo, pues no conozco mejor modo de trascenderlo.

Gracias a ti, siempre.