19 oct. 2010

Tu segunda oportunidad.


No es la especie más fuerte la que sobrevive, sino la que mejor se adapta al cambio.
(Darwin)

Viendo este vídeo de Mario Alonso, un amigo tomó unas notas muy interesantes que me agencio para este cuaderno de bitácora. Y para el lector que lo aprecie. A mi amigo no digo, sino a lo que se dice entre las líneas y entre líneas. Mario Alonso ha escrito Reinventarse, un libro que habla por sí mismo de esa responsabilidad personal a la que tanto me gusta aludir, no precisamente por capricho...

**

.Cuando la parte emocional está bloqueada, la parte intelectual queda anulada.

.Una persona no puede sacar a otra persona de un problema emocional propio. Solo puede ayudarla con decisión, acompañarla.

.Si a un problema real le añadimos sentimiento de impotencia y nos minusvaloramos, el resultado es que tenemos un problema insoluble. Sin impotencia el problema podría resultar un enorme reto pero cabe la posibilidad de ser solucionado.

.Ante problemas reales, tras contemplarlos con frialdad objetiva, lo que hay que hacer es plantarles cara y ánimo real. Yo puedo, tengo estatura suficiente y valor moral para, al menos, enfrentarlo.

.La incertidumbre nos reporta cuatro cosas: espíritu explorador, atención, capacidad de aprendizaje y creatividad. El ser humano está diseñado para, en situacuiones de crisis o de cambio profundo, incrementar estar capacidades.

.Esto se debe a un incremento del riego sanguíneo al lóbulo prefrontal, se genera dopamina, que nos invita a explorar, con atención, creatividad y capacidad de aprendizaje; en suma, ilusionados en medio de la dificultad.

.En el interior del cerebro se encuentra el sistema límbico, que viene de la voz griega limbos, que significa anillo y tiene esta forma. También quiere decir "puerta a otra dimensión". Ahí es nada. Dentro del sistema límbico hay una estructura con forma de almendra, llamada amígdala (nombre griego de esta fruta). Ante una situación de peligro, por ejemplo, la amígdala se pone en modo de alarma y gobierna temporalmente el cerebro hasta que cese la situación.

.La amígdala pone en marcha mecanismos ancestrales que nos dan opciones para superar la situación adversa. Son muy primarios: Huída, ataque o bloqueo. Si se trata de huir, la amígdala nutre muy generosamente los músculos precisos para salir corriendo, recortando al máximo la distribución de sangre a zonas no vitales en ese preciso instante.

.Estos son mecanismos atávicos que desde hace miles de años viene ayudando a protegerse a los primates de ataques de fieras, por ejemplo. También, sin darnos cuenta, se activan ante ataques mentales, como pueda ser el proceso mental ante la pérdida de un empleo, cosa que reporta sentirse uno ultrajado, abandonado, rechazado, y ante esto, adquirimos el mismo modo cerebral que tendríamos ante el depredador.

.Cuando damos muchas vueltas a una cuestión que nos afecta, y lo hacemos en negativo, insistentemente (conmigo no va a contar nadie, no valgo para nada). Se sabe porque se ha estudiado con resonancia funcional magnética, que este tipo de pensamientos o conversaciones en negativo se tienen en la parte prefrontal, a la altura del ojo derecho. Esto está muy cerca del gran cígulo anterior, que transmuta la idea, el pensamiento, en un sentimiento. Uno pasa de pensar que es incapaz a sentirse incapaz y, por tanto, se incapacita. El cíngulo anterior activa la amígdala, que acaba decidiendo ser la protagonista de la historia, la protagonista de nuestra vida. Nos secuestra.

.La amígdala segrega un sistema de alarma, que es una hormona llamada cth, el sistema de alarma es el sistema nervioso simpático que activa las glándulas suprarrenales, que están encima de los riñones; estas segregan adrenalina y cortisol. Cuando tenemos un estado de ánimo negativo, por tanto, segregamos cortisol, cambiando la química de la sangre y el efecto es que nuestro cerebro entra en modo de ataque huída o bloqueo. Nos volvemos agresivos, irritables, y nos ponemos a la defensiva.

.Nuestro ADN está dentro de los cromosomas que están taponado por telómeros que impiden que el ADN se abra, se deteriore; los estados de ánimo negativos, prolongados, desgastan los telómeros, reducen el nivel de telomerasa con lo cual, vivimos menos. Y peor.

.Si de pequeños nos considerábamos unos incapaces, hicimos una descripción propia y aun hoy podemos confundir lo que somos con la descripción que hicimos de nosotros mismos en la infancia.

.Cambiando la mentalidad podemos cambiar los aspectos externos de nuestra vida. Si uno pierde su trabajo no debe sentirse un don nadie porque no ha perdido su calidad como ser humano, no ha perdido sus recursos, no ha perdido la belleza y la sabiduría que hay en su interior.

.Cuando una persona se pone a buscar es impresionante lo que puede emerger.

.El ejercicio físico libera oxitocina, que cierra la amígdala. Aumenta el hipocampo; por tanto, el ejercicio es una necesidad y más cuando uno está deprimido o negativo.

-- ¿Porqué yo, porqué a mí, qué he hecho para merecer esto?. --Estas preguntas no conducen a nada bueno.Centrarse en el problema no conduce a nada: hay que centrarse en la oportunidad.

.Cuando uno se centra en la oportunidad, piensa en positivo, en lo que es viable, se activa el sistema reticular activador ascendente que focaliza, abre miras, percepciones, nos alerta ante la oportunidad, nos hace verla quizá con nitidez, cuando en estado de bloqueo habría pasado de largo con toda seguridad.

.La risa libera betandorfina. No se trata de reírse del problema o de uno mismo sino de reírse. La betandorfina cierra la amígdala.

.¿Es preferible tener razón (razones y excusas) o tener resultados? Puede resultar tener razón en haber sido injustamente tratado, pero abundar una y otra vez en esa razón nos pone en dirección opuesta a los resultados, a la búsqueda de la oportunidad.

.Lo que el corazón quiere sentir la mente se lo muestra.

.El ser humano libre no es aquél que actúa de acuerdo a sus emociones sino aquel que actúa de una manera, como él ha elegido, independientemente de como se sienta.

6 comentarios:

guille dijo...

Es libre quien puede elegir.

Que no quiere decir que acierte con su eleccion.

Pero bueno sera que despues de elegir sepa ser consecuente con sus decisiones y no culpe a los demas de los resultados.

Gaearon dijo...

Interesantes reflexiones.
Me surge esta duda: ¿por qué parece todo tan sencillo cuando uno se para a leer (y pensar en) cosas como las que cuentas, y después es tan difícil llevarlas a cabo? ¿Dejadez? ¿Cansancio? ¿Poca fe en uno mismo? ¿O es simplemente que las cosas se ven en los demás y no en uno?

Besossss

PazzaP dijo...

Poder es querer, dejando a un lado que a veces uno ignora que puede en la misma medida que no sabe lo que quiere.

El acierto y el error son dos polos de la misma dualidad, que siempre serán relativos a la situación de la que dimanen y en la que se instalen o no.

PazzaP dijo...

Todo parece más sencillo cuando se atiende a la lógica aplastante de nuestra mente racional. Otra cosa es enfrentarse a los condicionamientos que derivan de nuestra parte emocional, por lo general en franca discordancia con lo que se piensa.

La dejadez y el cansancio vitales son efectos de una causa que está más arraigada en el inconsciente y que entronca con los niveles de la propia estima.

Desde luego que hay poca fe en uno mismo, y también que las cosas que rechazamos visceralmente dentro podemos verlas con mayor nitidez proyectadas fuera, en los otros. Por eso se dice de ellos que son nuestros espejos más fieles.

La reina de la miel dijo...

La Neuropsicología es fascinante. La caja negra examinándose a sí misma: no imagino disciplina científica más interesante que esa. Me gusta su blog, oiga, es la primera vez que entro.

PazzaP dijo...

Pues bienvenida, Reina. Sírvase al gusto. :)

Estamos de acuerdo. Y es que si no es así, ya me dirá cómo vamos a arreglar los desaguisados propios... Y aunque puede que se me vaya la vida en ello, y dado que el cambio es lo único que no cambia, prefiero ir al pairo de los vientos, que lanzar el ancla por miedo a la navegación.