3 nov. 2010

El Poder del Pensamiento. Deepak Chopra

I.El envejecimiento en las personas, al contrario que en los animales, no es un fenómeno fijo. Los científicos sospechan hacen tiempo, que el envejecimiento humano es variable: se acelera en condiciones de estrés y puede ralentizarse con el enamoramiento. Lo que conocemos como edad cronológica no tiene por qué ser equivalente a la edad biológica.
I


II. Hace tiempo que se sabe que una experiencia recordada puede desencadenar el mismo flujo de neurotransmisores y la misma liberación de sustancias químicas en el organismo que una experiencia real. ¿Qué es esto que llamamos realidad cotidiana? Tal vez lo que consideramos realidad cotidiana no sea otra cosa que una hipnosis programada socialmente, una ficción inducida en la que participamos colectivamente. Nuestra experiencia de la realidad cotidiana es el resultado de la interpretación de la experiencia sensorial. El mundo físico es una respuesta del observador. Los receptores que utilizamos para observar son básicamente los receptores y el sistema nervioso. Hay una diferencia entre la realidad y nuestra percepción de la realidad. La mayor parte de lo que vemos es una interpretación. Es una función de nuestros receptores y el modo en que hemos aprendido a utilizarlos.
II.


III.La ciencia basada en el modelo materialista ha intentando comprender los mecanismos de la enfermedad, con la esperanza de que si se comprenden y se interfiere en ellos, debería ser posible eliminar la enfermedad. Esta estrategia no ha funcionado, porque los mecanismos de la enfermedad no son los que la causan. La salud no es mera ausencia de enfermedad, sino un estado de vitalidad, de energía, de creatividad; en definitiva es un estado superior de la conciencia. Veamos un modelo que va más allá del materialista.
III.


IV.Me gustaría sugerir una alternativa de vernos a nosotros mismos. La de quizá no seamos este cuerpo físico. Que lo que llamamos cuerpo físico tal vez sólo sea un lugar donde residan nuestro recuerdos y sueños en el presente. Que confundimos el caballo con el jinete. Que el verdadero yo no son estas moléculas sobre las que cabalgo. Nuestra tecnología se basa en el derrocamiento de la superstición del materialismo. Hoy en día si podemos usar un fax, escuchar un programa de radio o ver la televisión es porque la tecnología se basa en una premisa básica descubierta por los científicos, que dice que la naturaleza esencial del mundo material es que no es material. Estas tecnologías no habrían sido posible si los científicos no hubieran perforado la máscara de la materia para penetrar en el mundo de la energía y la información. La materia esencial del universo es la no-materia.
IV


V. Las moléculas del cuerpo son la experiencia objetiva de la conciencia. Y la mente es la experiencia subjetiva de la conciencia. Son inseparables en tanto son el mismo fenómeno bajo diferentes disfraces. Experimentamos la información y la energía subjetivamente a través de la mente. Y experimentamos la información y la energía objetivamente a través del cuerpo, pero también a través del mundo físico. El mundo físico exterior está formado por información y energía que experimentamos a través de nuestros sensores, que son transductores que convierten la información y la energía en sabores, texturas, formas y colores. Y nosotros asociamos todo eso con el flujo incesante de quántums de información y energía. Tambien lo experimentamos en la mente como pensamientos, sentimientos, emociones y deseos.
V


VI. Si las transformaciones en el organismo vienen condicionadas por la energía y la información, y si éstas estan condicionadas por la interpretación, los pensamientos, los sentimientos y las emociones, entonces quizá seremos capaces de influir en las expresiones de esos estados de energía e información. Las expresiones bioquímicas, de conducta, etc. Hay una expresión en la ciencia védica que dice: "Utilizo los recuerdos, pero no permito que los recuerdos me utilicen." Claro que hay que utilizar los recuerdos, pero cuando uno permite que los recuerdos le utilicen se convierte en víctima en vez de creador. Dejar que los recuerdos le utilicen a uno es estar en un estado de reacción constante; y utilizar los recuerdos para crear respuestas creativas en el campo de infinitas posibilidades es convertirse en un creador.
VI


VII.La ley del Dharma dice que todos tenemos un talento único y una forma única de expresarlo que nadie más tiene. Hay una cosa que uno puede hacer mejor que nadie, y cuando la hace pierde la noción del tiempo, la conciencia del tiempo. Por tanto, afirmaría que el primer factor de muerte prematura es la falta de propósito en la vida. El desencadenante número dos es la valoración de la felicidad propia, si uno piensa que es feliz o no.
VII



**

Hace poco le pregunté a un médico amigo mío: ¿Sabrías definir la vida? Y el me contestó: Sí, claro, es una enfermedad de transmisión sexual incurable. (Chopra)

1 comentario:

PazzaP dijo...

Parece que el poder del pensamiento es de tal calibre, que el decir se nos atasca en la garganta (dedos en este caso). :)

La responsabilidad propia por su manejo debiera ser motivo de alegría; aunque puede que nos pese quedarnos sin excusas para escalar el conflicto a perpetuidad.

A que va a ser eso...