4 dic. 2010

Motivación.




Ella dijo:

Muy interesante el video, por supuesto que la vida es riesgo...

Pero ya sabes que la cuestión no es qué hacer para no fracasar, sino qué hacer para levantarse después de la caida, para saber encajar el fracaso, resolverlo, elaborarlo y construir algo con él...

Y a mí se me ocurrió contestarle: (puede que algo pedante, lo entiendo, pero así fue):

Como punto de partida para empezar a levantarse después de la caída, por utilizar tus propios términos, podría ser cambiar la creencia en el fracaso, por la creencia en el acierto. Fracaso/acierto, como los dos extremos del mismo continuo.

Desde una concepción dual de esta "realidad" que vivimos, situarse en un extremo, en el extremo de la sombra (fracaso), es lo mismo que anhelar de forma permanente (programada) el acierto.

Las creencias son importantes, porque crean realidad. Por eso ni fracaso, ni acierto: más bien las huellas de un camino que tú mismo desarrollas de acuerdo a los pálpitos que vas sintiendo.

Con permiso: pálpitos racionales o emocionales, pero pálpitos al fin; repletos de tu propia convicción, sea ésta clara o turbia.


**
Esta y la siguiente, por ahora, salen de un diálogo improvisado entre dos blogueras que no se conocen más que por la lectura discreta del sitio de la otra. Aunque es la primera vez que se hablan directamente, se han saltado algunos registros y han entrado de lleno en el tema.

Párrafos sujetos a cambios. Perdonen las molestias. :)

6 comentarios:

Woman on line dijo...

Muy interesante el video, por supuesto que la vida es riesgo...

Pero ya sabes que la cuestión no es qué hacer para no fracasar, sino qué hacer para levantarse después de la caida, para saber encajar el fracaso, resolverlo, elaborarlo y construir algo con él...

besos

PazzaP dijo...

Gracias por tu visita. Me he tomado la libertad de contestarte en la entrada, que por una u otra razón te ha traído a esta casa.

Si no te parece bien el formato, lo paso a este recuadro sin problema, que es en realidad donde se gestó mi respuesta.

Un abrazo.

Gaearon dijo...

Cambiar la creencia en el fracaso por la creencia en el acierto...
¿Eso viene en pastillas? Necesito, plis.

Muy interesante la entrada :)

Mil besos!!

Woman on line dijo...

PazzaP, gracias por hacer de un comentario, el hilo para desarrollar esta entrada. Así, efectivamente, a base de pálpitos, como tu dices, vamos haciendo camino.

Sin embargo me cuesta entender ese primer planteamiento tuyo con el posterior desarrollo (será que me estoy haciendo mayor)...

"Cambiar la creencia en el fracaso por la creencia en el acierto" -dices-y yo me pregunto: ¿qué resuelve eso? ¿no lleva el acierto de la mano al error, cómo acompaña la noche al día, la luz a la oscuridad, la bondad a la maldad...?

Y entonces sugieres luego los pálpitos.

¿Podremos aprender a latir por afuera de esa concepción dual de la realidad, como bien dices,... que nos obliga a deslizarnos constantemente en esa cuerda floja entre extremos... hoy fracaso, mañana acierto.... o viceversa?

y por cierto, esta casa la llevo visitando, acaso silenciosamente, desde que la descubrí, tras tu primera visita a la mia. Gracias.

PazzaP dijo...

Te he vuelto a contestar en una entrada. Cuando no te divierta, manifiéstalo sin problema.

Te agradezco la cancha que da rienda suelta a mi ocurrencia cargada de sentido.

Me alegra verte decirme cosas.

Un abrazo.

PazzaP dijo...

Pastillas de voluntad sintetizadas por tu cerebro cuando es manejado por tu ser más genuino.

Ya son mil... ¡Qué alegría!

Otro paquete para ti. :)