17 feb. 2011

Esmerilidad.


De San Internet


Ay, qué penita pena...
Son muy largas mis entradas (y densas, y aburrías, y...)
No las lee ni mi abuela...



Todavía no sé qué música ponerle a esa letra...
Al menos las fotos son bonitas...
Claro, Intenet está petao...


Es mejor no poner foto...
La pongo: da menos igual si miran...
No hay nada neutro: estoy dividida...


Juzgo y por ello me perdono.
Aquí, como en el  resto de mi vida.
No hay nada que entender: en el vacío, las posibilidades son infinitas.
Internet es reflejo de ese vacío...


**

Esmeril.


Roca negruzca formada por el corindón granoso, al que ordinariamente acompañan la mica y el hierro oxidado. Es tan dura, que raya todos los cuerpos, excepto el diamante, por lo que se emplea en polvos para labrar las piedras preciosas, acoplar cristales, deslustrar el vidrio y pulimentar los metales.

Piedra artificial o lija, usada para afilar instrumentos metálicos y pulir o desgastar otras cosas.

**

“Lean tres veces cada una de mis obras:


La primera vez, al menos como ustedes están mecanizados a leer todos sus libros y periódicos.
La segunda vez, como si ustedes las leyeran a un oyente extraño.
Y la tercera vez, tratando de penetrar la esencia misma de lo que escribo.


Solamente entonces, estarán ustedes en condiciones de formarse un juicio imparcial, propio sólo de ustedes, sobre mis escritos. Y sólo entonces, se realizará mi esperanza de que ustedes reciban, de acuerdo con su comprensión, el beneficio determinado que tengo en vista para ustedes y que les deseo con todo mí ser.

Gurdjieff, en “Relatos de Belcebú a su nieto”

**



VIENEN

Cuando me duermo
los monstruos vienen.

118 comentarios


¿Qué se siente, amigo Toro?

6 comentarios:

Gaearon dijo...

No sé si tu abuela lee tus entradas, pero alguno y alguna de los que navegamos por estos mares intempestivos sí nos paramos a leerlas, que no siempre a comentarlas.

No hay nada que entender, se trata de aceptar, para lo cual -dijiste- hay que comprender. Que no es lo mismo que entender.
Todos cometemos el error de juzgar sin saber, y todos cometemos el error de no saber que no se debe juzgar, dijo Gaearon tiempo atrás.
Internet no es un vacío. Es un exceso de lleno en el que se puede llegar a sentir la propia soledad.
Ayns. Creo que hoy me estoy esmerilando la neurona. O igual es el pánico que me ha dado ver al tipo ese al borde del precipicio.
No sé.
Igual es que hay días. Sí, debe ser eso.
Besos desde el nivel del mar.

PazzaP dijo...

Y dime, amigo Gaearon, por cultura general: ¿qué crees que prefiere el mundo con más asiduidad, réplicas a los comentarios, libre albedrío al respecto, o ambas asimetrías a la vez?

Y abusando de tu amabilidad, ahí va una un poco capciosa que puedes obviar: ¿esmerilarse lo neuronal guarda por ventura alguna semejanza con masturbarse lo genital?

Gaearon dijo...

Yo me quedaría con las asimetrías, porque siempre ofrecen más variedad a esta rutina mundana. A fin de cuentas, la réplica la decide quien haya de decirla, y sólo él o ella sabe siquiera si el comentario es digno de ser replicado.

Abusando de mi amabilidad te diré que no hay tal abuso y que, al menos en mi caso y particularmente este que nos ocupa, nada masturbable ha sido esmerilado, ni nada esmerilable ha sido masturbado. Quizá otros momentos, otros lugares, unan el papel de esmeril con las masturbaciones genito-mentales. Quede la pregunta al borde del precipicio.

Palabra de verificación: "caucip". caucip=¿capcioso? qué cosas...

Malena dijo...

El tema de los comentarios en los blogs es terrible. No siempre implica que el comentarista ha leído o interpretado tu entrada. A veces solo te ponen: ¡Genial! ¡De acuerdo! ¡Muy bueno!. Y les falta agregar entre paréntesis (devolveme la visita, por favor).
Otros son muchísimo más obvios. Copian y pegan una frase del estilo "Pasaba a visitarte. Me quedo maravillado, como siempre. Buen fin de semana". Y después te encontrás que su capacidad para maravillarse se multiplica en cada blog por el que pasa.
Está bien. Es parte del juego.
Pero a mí, sinceramente, me interesa mucho más que escribir, abrir un debate sobre cierto tema. Entonces los comentarios son cruciales.

Yo podría darte la receta para tener 200 comentarios:
Escribí cortito, retribuí comentando a todos los que te comentaron, hacete una rutina de visitar 20 blogs distintos a diario, comentando.

Pero, claro, tendrías que vivir conectada a internet y, lo peor, tendrías que transar en tu estilo.
Y NO VALE LA PENA.

Seguí escribiendo como siempre, que te leemos.

J. Marcos B. dijo...

...cuando uno despierta, puede por fin dormir despierto, por lo cual solo viene el "monstruo" que elija y dibuje él.

Gurdjieff tiene toda la razón, todo lo bueno va Siempre por Tres si observas bien.

en cuanto al tema de tus entradas, te comprendo ... pero que te de igual! sigue escribiendo largos y densos textos, que importa si los leen o no? También pongo fotos, vídeos, "historias chinas", etc...
Sé que muy pocos se toman el tiempo de mirar un vídeo si dura mas de un minuto o dos, sé que no leen casi nada o poco, que muchas veces se basan en los comentarios ya existentes para decir "algo" etc. Pero no tod@s somos asi, verdad?

Como muchas veces digo en mi blog, "somos tres"... pero ya es multitud y da igual!:)

Un abrasol, Namasté amiga.

PazzaP dijo...

Desde luego tu primera frase tiene fundamento. No tengo más que mirarte a los ojos, Gaearon.
Ea, quede pues al borde en el día de nuestra ciberblogueidad oficial. :P

**

Para cumplimentar tu receta es obvio que del primero voy escasa, Malena. Supongo que eso se transformará con la práctica y, en el ínterin, que me importe es sólo un síntoma que remite a velocidad exponencial.

Crear debate es un arte cultivable, porque de serie no viene, doy fe. :) Además, en un bufé libre es mejor comer poco de cada cosa para no acabar ahíto. Eso me recuerda el empacho que tuve al estar unas siete horas seguidas en el Louvre…

Transigir es otra forma de tener paciencia, y sobre esa contaste una historia preciosa hace bien poquito.

Para que valga más la pena, mejor si dejara de serlo. Nomás la víctima lo entienda de una buena vez, ya sabes...

Seguiré escribiendo como salga. Si lo hago como siempre me pondré muy pesada hasta para mí. :P

Gracias por tu visita.

**

Igual nunca me dará, pues es parte de mi camino, Marcos. Lo que sí puede ocurrir es que lo lleve con las misma facilidad con la que respiro.

Y no, no todos/as nos manifestamos así. Precisamente ahora estoy con la última que recomendaste, que la llevo a trozos porque los sitios online suelen poner restricciones de tiempo. Me entusiasma ese tipo de cine. Alimenta mis visiones.

Gracias también a ti por tu visita.

Un abrazo