4 mar. 2011

El Testigo.

Tengo un cuerpo, puedo ver y sentir mi cuerpo,
pero no soy mi cuerpo.

Tengo deseos, puedo conocer mis deseos,
pero no soy mis deseos.

Tengo emociones, puedo percibir y sentir mis emociones,
pero no soy mis emociones.

Tengo pensamientos, puedo conocer e intuir mis pensamientos,
pero no soy mis pensamientos.

Soy lo que queda:
Un puro centro de percepción consciente.
Un testigo inmóvil de todo eso.


**
Adaptación de un texto atribuido a Ken Wilber.


12 comentarios:

PazzaP dijo...

Ojalá nunca nos cansemos de querer comprender las cosas.

Para ampliar hay que tragar.
Y uno se amplía o muere.

Para tragar hay que digerir.
Y uno digiere o muere.

Y para que la alimentación sea completa hay que excretar.
Y uno excreta o revienta.

PazzaP dijo...

Ah, y lo más importante:
para que cualquiera de todo eso sea posible hay que respirar.
Y uno respira o...

La reina de la miel dijo...

Comprender no es entender, ¿verdad? ¿Puede ser que entendamos con la cabeza y comprendamos con las tripas?
Los budistas tienen dos palabras -que no recuerdo- para "mente". Con una se señalan la sien; con la otra se tocan el corazón :-)

Julio-jagdo dijo...

Tengo un blog, puedo hacer llorar o reir.
pero hago reir.

Jeje, por lo menos eso intento, Saludos.

Gaearon dijo...

Yo no tengo un cuerpo, me tiene él a mí.
Yo no tengo deseos, tropiezan conmigo al volar.
Yo no tengo emociones, vivo sumergido en ellas.
Yo no tengo pensamientos, sólo imágenes de un mundo irreal.
Estoy vacío.
Por eso me puedo llenar.

Besos

PazzaP dijo...

Aunque en ciertos contextos pueden ser sinónimos, lo que para mí marca la diferencia entre ambos términos es lo que tú dices, Reina: el primero pasa por el tamiz de la razón (que juzga y excluye) y el segundo por el del corazón (que ama e incluye).

La misma definición de comprender, comprehender en desuso, recuerda a la de aprender, que desde el punto de vista filosófico es “concebir las especies de las cosas sin hacer juicio de ellas o sin afirmar ni negar”: Abrazar, ceñir, rodear por todas partes algo. Contener, incluir en sí algo. Entender, alcanzar, penetrar.

PazzaP dijo...

Y puesto que es obvio que haces reír, ya no es intento sino acción pura y dura, Julio; cuyos efectos confío te alcancen a ti también ;)

PazzaP dijo...

En mi respueta a Reina, donde dice "aprender", quise decir "aprehender".

PazzaP dijo...

Yo no tengo un cuerpo, me tiene él a mí.// Como si cupieras…

Yo no tengo deseos, tropiezan conmigo al volar. // ¿Quiénes vuelan, ellos o tú?

Yo no tengo emociones, vivo sumergido en ellas. // ¿Tienes branquias o eres el campeón mundial de la apnea?

Yo no tengo pensamientos, sólo imágenes de un mundo irreal. // ¿Y qué te dices cuando las contemplas?

Estoy vacío. // Investiga la diferencia entre estar vacío y estar en el vacío.

Por eso me puedo llenar. // ¿Y de qué te sueles llenas?

Bicos.

Malena dijo...

El otro día leí a alguien que decía:
no somos seres humanos atravesando una experiencia energética, somos energía atravesando una experiencia humana.


Pobre de aquel que piensa que solo somos el envase.

PazzaP dijo...

Pobre o no, Malena, nunca se sabe...

Los que piensan más allá del envase también lo pasan mal, e incluso muy mal. Esto no se acaba aquí para nadie, hay que seguir hacia donde nos dejen, sepamos, queramos, o no...

Buenos días cuasi primaverales, Malena.

J. Marcos B. dijo...

seamos testigos, pero de verdad.