4 ago. 2010

La buena crisis.


Entrevista a Álex Rovira en el programa Cara a Cara sobre su libro "La buena crisis".

"El sentido etimológico en griego clásico del término “crisis” es: Nuevo escenario inesperado, punto de inflexión.

Hay una ruptura en un entorno conocido y que hasta el momento ha sido estable. En principio esa ruptura no es ni positiva ni negativa. Hay un cambio.

Crisis comparte etimología con las palabras “crítica” y “criterio”. La crisis nos “inventa” a ser críticos, a pensar, a cuestionar con qué me quedo y qué debo descartar, qué debo cambiar, y por lo tanto tener mayor criterio, mayor capacidad de pensamiento. Y luego la comparte con “crisálida”, (…) que es la transformación, la metamorfosis.

Obviamente no se trata de aplaudir en la desazón y decir ‘no, toda crisis es positiva’, en absoluto. La crisis implica un sufrimiento normalmente, pero la paradoja es que la crisis nos lleva a territorios de nuestra vida, de nuestra consciencia, de nuestros afectos y de nuestro pensamiento a los que no iríamos si no hubiera el “efecto bofetada”.

Es imposible que nos cuestionemos cómo podemos vivir de manera distinta en la economía, en los afectos, en la salud, si no hay una alerta. Y además hay otra gran paradoja, y es que yo creo que la especie se ha acostumbrado a vivir en momentos de expansión y de bondad donde sólo queremos lo bueno, pero no aceptamos la dimensión dual de la existencia: que no puede haber día sin noche, vida sin muerte, y momentos de bonanza sin momentos de tristeza. Curiosamente es en lo más oscuro de la noche cuando empieza el amanecer.

(…) Si no hubiera crisis en la vida, no podríamos evolucionar, sería imposible…

(…) La crisis será lo que hagamos de ella. No hay nada predeterminado. Pero claro, si te dicen en el 2010 que todo se hunde, y no tienes criterio para pensar qué puedes hacer tú, entras en barrena y la profecía se autocumple. Hay que romper la profecía que se autocumple.

(…) No sabemos lo que pasará con la crisis en lo global, pero sí que podemos decidir qué hacer con nuestra crisis en lo individual. Y ahí está el poder.

(…) ¿Cuál es nuestra responsabilidad? Porque evidentemente una crisis como la que estamos viviendo no es una crisis económica. La crisis económica es un síntoma, una manifestación como si te sale un dolor en la espalda, o un eczema en la piel (…). Es una crisis de conciencia. Es decir, somos la consecuencia de una falta de integridad, de un exceso de ambición, de una ingenuidad, de una avaricia en la que…


**
Para seguir la entrevista hay que pinchar el enlace. Desde Vimeo no he sabido adjuntar el vídeo. Merece la pena verlo entero.

http://vimeo.com/10107983

1 comentario:

PazzaP dijo...

Nebroa dijo...
Tantas verdades juntas abruman... O lo que es más acertado, tantas verdades juntas dan mucha esperanza! me gusta!
No sé si darle al video, que debo acostarme, y en el último que me regalaste no pude darle al stop en ningún momentooo!

2 de agosto de 2010 00:14

PazzaP dijo...
:) No es corto, pero te hace pasar un buen rato. Incluso a pesar de que Álex es tan humano. O gracias precisamente a eso...

2 de agosto de 2010 11:24