13 ene. 2011

Apenas.

Ayer colgué una foto en mi entrada algo subida de tono. Aunque yo no dejo de ver en ella una figura estética inspiradora que en nada me ofende, no tengo ya dudas de que a otros sí.

Al regresar del trabajo me faltaba un seguidor. Seguramente el que podría decirnos a dónde ir, que yo no estoy segura. Sonreí. Quizá fuera casualidad, pero no suelo creer en ellas, así que a la punzada de duda que sentí al ponerla, le ha seguido un retirarla sin problema. Faltaría más, por una foto.

Entiendo que, para ciertos posicionamientos existenciales, las imágenes del placer llevado a un extremo hieran tanto como las del dolor llevado al otro.

Sólo sé que esa me pareció hermosa. Las que retratan el dolor suelen parecérmelo menos.

Cuando empecé este blog temía tanto ser leída como no serlo. Si algo he aprendido durante el trayecto que llevo es que ya no me da miedo ninguna de las dos cosas.

Ventajas de amar la soledad, supongo. Aunque según la perspectiva también son buenos inconvenientes...

En honor al que no me leerá más, hoy no pongo foto.

6 comentarios:

Gaearon dijo...

El tono de una foto es una percerpción subjetiva, y no por eso mejor o peor o más o menos aceptable.
Al final, es como en todo: la libertad de uno termina donde empieza la de los demás. La dificultad es saber dónde empieza esa de los demás, y cuántos demás hay.

Besoss

Bolboreteira dijo...

Todo depende de los ojos con los que se miren.Par mi la foto no tenia nada de malo, me parece muy artística sin entrar en más juicios de valor morales.
No veo el pq alguien puede ofenderse con algo así...con no mirar..
Saludos!!!!

La reina de la miel dijo...

Si se limitó a dejar de seguir tu blog, y se abstuvo de comunicarte lo mal que "le habías" hecho sentir, o no tradujo su incomodidad en palabras agresivas o conminatorias, entonces, digo, ha sido una buena (re)acción. Apenas este mes -lo que llevamos de él- me he dado cuenta en crudo de lo inmersos que estamos en esa pauta

Nebroa dijo...

Quizá no se fue por la foto. Quizá es simple casualidad que alguien que le dio a seguir, al ver que no lo hace, te des-sigue. En el blog el número de seguidores baja y sube. Y sube y baja. Desaparecen y aparecen, lo mismo son otras causas las que llevaron al romano a irse a otro lugar.
Por otro lado, no entiendo que quites la foto si a ti te parece hermosa. Es la mirada la que hace las cosas feas o bonitas, no? Con qué rasero medirás lo que pones y lo que no? No es con el tuyo propio? Fíjate que hasta esto me lo enseñaste tú misma.
Yo leí tu entrada y no recuerdo la foto. Será que tengo la mirada transparente!!! :s No, es que no tengo memoria! :)

PazzaP dijo...

Más que raseros, hay vibraciones extrañas que prefiero armonizar, principalmente porque no me empeño en tener razón si no quieren dármela. Algunas imágenes se clavan en la retina de ciertas sensibilidades tambaleándolo todo.

Recuerdo el impacto que con trece años me produjo, porque no tenía la menor idea, ver un primer plano de un parto, a doble página y en color.

Pensé que este blog podría verlo cualquiera y que yo no lo tengo clasificado sólo para adultos.

Lo que me llamó la atención es una tontería en realidad. Era la excusa para darme cuenta de que no necesito provocar tanto, y que queda más en sintonía esa imagen que luce ahora.

Gracias a los cuatro por pasar por esta casa.

Por cierto, ¿os gusta bailar?

La reina de la miel dijo...

En mi caso, si me gusta es secundario frente a si lo necesito. El asunto central es que necesito atender este cuerpo para que esta mente no tome el control implacable y acabe conmigo.